Rotura de puente térmico

El sistema de rotura de puente térmico consiste en unas varillas de poliamida reforzadas en fibra de vidrio, que unen el propio perfil de aluminio que conforma la ventana, separando la cara exterior  de la interior evitando de esa manera la transmisión de calor entre el exterior y el interior de la ventana de aluminio, evitando condensaciones y reduciendo vibraciones de sonido a través de la ventana, con ello se consigue una mejor capacidad de aislamiento tanto térmico como acústico.  La poliamida nos da la posibilidad de perfiles bicolores.

Una ventana con un buen aislamiento mantiene el calor incluso después de horas de haber apagado la calefacción o refrigeración, unas buenas ventanas pueden contribuir no sólo al bienestar de nuestro hogar, sino a un ahorro que notaremos mes a mes con la reducción en nuestra factura de luz o gas.

Cómo hacer más confortable el hogar

Para convertir su hogar en un espacio más confortable, acogedor y eficiente, es esencial un correcto aislamiento térmico y acústico.

El aislamiento térmico está ganando importancia cada día, debido al creciente precio de los recursos energéticos (luz, gas…).

Un buen aislamiento térmico puede evitar que un edificio desperdicie hasta un 30% de energía, que hará posible una reducción de la factura eléctrica y las emisiones de CO2 , (perjudiciales para el medio ambiente) por ello las instituciones obligan a cumplir con unas normas de eficiencia energética.

Aislamiento con rotura de puente térmico

El aislamiento de una vivienda depende de varios factores, principalmente de la calidad el material y la técnica con la que están construidos los muros, techos y suelos. Pero también tienen especial importancia los cerramientos, ventanas y puertas, que deben ser de aluminio con “rotura de puente térmico” (RPT), siempre acompañado de un doble acristalamiento bajo emisivo para mantener la temperatura de nuestra vivienda.

 

El aislamiento térmico está ganando importancia cada día, debido al creciente precio de los recursos energéticos

 

La Rotura de puente térmico: fuente de ahorro

El sistema de “rotura” son unas varillas de poliamida reforzadas de fibra de vidrio, que unen el propio perfil de aluminio que conforma la ventana separando la cara exterior de la interior evitando de esa manera la transmisión de temperatura entre el interior y el exterior de la ventana de aluminio, evitando condensaciones y reduciendo vibraciones de sonido a través de la ventana, con ello se consigue una mejor capacidad de aislamiento tanto térmico como acústico, la poliamida también nos da la posibilidad de perfiles bicolores.

Unas ventanas con un buen aislamiento mantienen el calor incluso después de horas de haber apagado la calefacción o refrigeración, unas buenas ventanas pueden contribuir no solo al bienestar de nuestro hogar, sino a un ahorro que sentiremos cada mes con la reducción de nuestra factura de luz o gas.

Economizar con el vidrio térmico o “bajo emisivo”

SGG CLIMALIT PLUS es el doble acristalamiento que incorpora al menos un vidrio tratado (vidrio de capas) para potenciar el control solar y/o el aislamiento térmico de los edificios modernos… o de los renovados. La capa que refuerza el aislamiento térmico, siempre se coloca en el interior del doble acristalamiento, es decir en el espacio entre los dos vidrios, que es la cámara, pudiendo rellenarse de gas argón.

Gracias al innovador vidrio de aislamiento térmico y control solar, podrá disfrutar de la luz y la temperatura ideal en su hogar las cuatro estaciones del año sin necesitar un gasto excesivo en calefacción ni en aire acondicionado. SGG CLIMALIT PLUS es la apuesta más segura para ahorrar energía todo el año y lograr el máximo confort además de contribuir a la disminución de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático.

 

Unas ventanas con un buen aislamiento mantienen el calor incluso después de horas de haber apagado la calefacción o refrigeración

 

El aislamiento acústico ayuda a nuestra salud.

Disfrutar de un ambiente saludable en casa también depende del aislamiento acústico de nuestro espacio de descanso.

La contaminación acústica es un problema creciente, pues cada vez es más la población de los núcleos urbanos y periferias cercanas a carreteras, aeropuertos, industrias zonas de ocio, etc. El ruido es un tipo de contaminación “invisible”, que afecta también al medio ambiente, pero sobre todo a las personas.

La contaminación acústica tiende a ser considerada como un problema medioambiental bastante importante, ya que se trata de algo que incide en la calidad de vida: es causante de numerosos trastornos del sueño, llegando a originar en bastantes ocasiones estrés, ansiedad, y depresión. En niños, puede tener efectos sobre la atención, la concentración, y la capacidad para estudiar.

La Organización Mundial de la Salud, ha estimado como límite superior deseable, en los 50 decibelios.

Para combatir y reducir el ruido existe un doble acristalamiento llamado Climalit Silence.

SGG CLIMALIT SILENCE integra en su composición un acristalamiento laminado de seguridad, con excepcionales prestaciones de aislamiento acústico. Está formado por dos vidrios ensamblados gracias a una película plástica (film pvb). Este film pvb ha sido desarrollado expresamente para reforzar el aislamiento acústico del acristalamiento laminado, al mismo tiempo, proporciona un nível de seguridad básico.

 

Contacta Ahora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar